domingo, 31 de julio de 2011

Un bolso para Esperanza

Hace unos días mi compañera Esperanza me encargó un bolso para el verano en tonos caqui. Lo quería para combinar con unas alpargatas que utliza muchísimo y un vestido precioso.

Este es el resultado.



Está hecho con telas gruesas y entretela, para que tenga un poco más de cuerpo y mantenga la forma. La tela exterior es ideal para el verano.


El interior y el exterior están hechos con telas combinadas.


No le falta detalle: su flor de adorno, que se puede quitar y la puede usar para adornar una camiseta o un abrigo.



Tambien tiene un bolsillo interior para tener a mano el móvil y la documentación.




Que lo disfrutes mucho Espe!!!

martes, 26 de julio de 2011

Más azul

Aprovechando retales que me han ido quedando de la colcha azul (que ya enseñaré terminada), me fabriqué este bolso de tiras precioso.


 Es una versión de uno que está publicado en esta revista de Manos Maravillosas.
Mi amiga Sara siempre se mete conmigo porque dice que no puedo salir de casa sin ir conjuntada, qué le vamos a hacer, así que para no defraudarla, me hice también estas alpargatas a juego.


Utillizando la técnica del crazy, me han salido así de chulas. Para unir los trozos he usado cintas de lino y en otras zonas he bordado diferentes puntos.

 

Van atadas al tobillo con una cinta de raso de 3mm en color beige. Y la verdad es que son comodísimas.

Eso sí, tengo los dedos de las manos totalmente insensibles, el esparto es durísimo y se resienten. No he llegado a romper ninguna aguja al unir el esparto al empeine, pero sí tengo una buena colección de agujas curvadas (que no curvas).
Sarna con gusto no pica, y sobre todo después de comprobar lo chulas que quedan.


Anda, que no voy yo mona con mi conjunto azul. Combinado con un vestido blanco de estilo ibicenco, voy de lo más chic!. Sarita, ahora sí que te puedes meter conmigo!!


Feliz semana!!

lunes, 18 de julio de 2011

Una de pollos.... o gallinas, segun se mire

Tomando la idea prestada de Fina y con su permiso, le he regalado a una amiga que ha estrenado casita estas gallinas tan monas (manoplas de cocina) para que se estrene también entre fogones.


La idea era que cada una saliera mirando a un lado, pero los astros se pusieron de acuerdo y aunque repetí tres veces, no hubo manera. Las meigas hicieron su trabajo y han salido un poco envidiosillas...


Aún con gallinas-manopla que la ayuden, sigue sin animarse a cocinar...


¿será porque se me olvidó el pico?..


Creo que no... creo que le falta el empujoncito final con lo que tengo pensado para su próximo cumple...

Gracias por visitarme!!!

domingo, 3 de julio de 2011

Viendo el fin del proyecto azul

Después de unos días de ausencia en los que he absorvido todo el sol del Mediterraneo (ejem, ejem)... bueno, dejémoslo en que he perdido el color de acelga invernal. Os cuento que estoy a punto de terminar mi proyecto azul del que os hablaba aqui y aqui. Yujuuu!!

Como veis, el bastidor que compré en El arca de Noe, me viene de perlas. El tamaño le va perfecto, y no sabeis lo comodísimo que es. Eso de no tener que estar encorvada, con los brazos en el aire, es una gozada. Ahora, la chapita aún me es incómoda.


Estoy acolchando únicamente alrededor de los corazones y estoy usando hilo perlé de DMC. 
Empecé con el Valdani que compré, que el color le va ideal,  pero me parece demasiado grueso y era muy incomodo acolchar todo el quilt con él.


Con estos calores, acolchar es lo que menos apetece, pero mi cuarto de costura estos días es un auténtico brasero. Así que he de hacer cosas que pueda trasladar a otra habitación más fresca. 


De todos modos, espero terminar pronto y ponerme de lleno con un proyecto de bordado preciosísimo: la semana pasada estuve en un curso de bordado en La tertulia del patch, y estoy encantada. Ya sabía algunos puntos, pero aún así el curso me encantó. Cristina es muy muy muy pedagógica explicando y eso se agradece una barbaridad. 
También asistí a un curso de acolchado a máquina con Auxi que me encantó y que recomiendo fervientemente. El tema es que no sé muy bien qué hacer con la máquina: regalarla, tirarla por la ventana, devolverla... Algún día os contaré mi odisea. 

Voy a seguir acolchando, a ver si se me olvida un poco que mañana es lunes.... snif snif.